Seleccionar página

El diario digital Valencia Plaza ha publicado un artículo de opinión de Miguel Ángel Molina, socio del Área Fiscal de Tomarial, titulado “El viraje fiscal del Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado”. Un artículo en el que analiza las medidas tributarias reflejadas en el proyecto de ley presupuestario, “con unas previsiones macroeconómicas exageradamente optimistas”, en opinión del autor.

Miguel Ángel Molina repasa las medidas tributarias del proyecto de Presupuestos: “entre las cuales se limita la exención por dividendos y venta de filiales al 95% (actualmente, del 100%), incrementa dos puntos el IRPF para las rentas del trabajo superiores a 300.000 euros anuales y tres puntos porcentuales para las rentas del capital superiores a 200.000 euros anuales, sube el Impuesto de Patrimonio con vigencia indefinida, se incrementa el Impuesto sobre Hidrocarburos (“dieselazo”), sube el IVA a las bebidas azucaradas, etc.”

El socio del Área Fiscal de Tomarial explica en que son “medidas tributarias que suponen un alza impositiva importante para las empresas, empresarios y ciudadanos. Pero esto no sería lo más llamativo si tenemos en cuenta el acuerdo de investidura entre el PSOE y Unidas Podemos, aunque en aquel pacto había medidas de alivio fiscal que no han llegado al proyecto de Presupuestos: reducción de dos puntos del tipo impositivo para las entidades con cifra de negocio inferior al millón de euros y deducción por incorporación de mujeres al órgano de administración de las compañías.” En opinión del autor, lo “especialmente grave es el viraje que adopta nuestro Gobierno al presentar unos presupuestos con esta subida impositiva con la que está cayendo: con miles de establecimientos cerrados, autónomos cobrando la prestación por cese de actividad, incremento del desempleo… Insisto en el viraje porque semanas antes a la presentación del citado proyecto, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunciaba que la reforma fiscal quedaba aparcada hasta que la situación económica y sanitaria mejorase. Creo sinceramente que debemos solicitar a nuestros gobernantes que se fijen en países vecinos como Alemania, donde se ha propuesto que el Estado asuma el 75% de los ingresos que obtenían los comercios en noviembre del 2019.”

Miguel Ángel Molina acaba su escrito pidiendo “a nuestros gobernantes, y al resto de fuerzas políticas, que aprovechen la tramitación parlamentaria para efectuar un último viraje hacia la cordura y el sentido común. Si no modifican las medidas de alza fiscal que contempla el actual proyecto no conseguirán sino agravar la actual situación de crisis económica y social.”

El artículo completo puede leerlo en Valencia Plaza pinchando en este enlace.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies